A estas alturas todos sabéis lo que nos encanta la pizza, por lo que os imaginaréis que en casa también solemos hacernos pizzas de vez en cuando. En este caso lo hemos hecho con una base de pizza congelada de toda la vida. Son algo más gruesas que las frescas y son bastante resultonas.

Hemos cubierto la base con salsa de tomate, orégano y un poco de albahaca y a continuación hemos incorporado todo lo que hemos ido encontrando en el frigorífico: carne picada, champiñones, pimiento verde y guindillas -le dan un toque fresco que se agradece-. Por último, lo hemos cubierto con queso y unos tomates cherrys.

Muy buena.

Ingredientes:

  • base de pizza congelada
  • tomate
  • carne picada
  • champiñones
  • pimiento verde
  • queso
  • guindillas
  • tomates cherry
  • orégano
  • albahaca

Puntuación:

cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02huts-30 cubiertos02huts-30