Anoche nos dimos una vuelta por Algorta (Getxo). Nos decidimos por cenar una hamburguesa, pero se nos hizo muy tarde, casi media noche, y todos los establecimientos estabán llenos o tenían la cocina cerrada. Cuando ya pensábamos que quizás nos quedaríamos sin poder cenar, llegamos al último bar de toda la zona: The Piper’s. Cocina abierta y con sitio… ¡aleluya! Se trata de un pub irlandés amplio y, al contrario que la mayoría de establecimientos de este tipo, luminoso -una vez que nos marchamos bajaron las luces y subieron la música-.

Nos pedimos unas patatas fritas, unas hamburguesas y unas cervezas de trigo. Lo primero que nos sirvieron fueron las patatas fritas con ali oli. Muy buenas y con salsa suave. A esas horas de la noche nos las terminamos rapidísimamente. Y es que pasado un buen rato todavía no nos habían servido la bebida. Tuvimos que acercarnos a la barra a preguntar por las cervezas. Las tenían preparadas, pero se les había olvidado traérnoslas. El camarero, muy amable, nos pidió disculpas y nos ofreció un poco de tortilla de patata que aceptamos agradecidos y que además estaba estupenda. Todo un detalle.

A continuación llegaron las hamburguesas. Nos comimos una 2, la típica hamburguesa con queso, y una 4, con queso, bacon y huevo. Muy buenas las dos y con una sorprendente gran cantidad de carne.

Hamburguesas ricas y contundentes y todo por 10€ cada uno. Cuando estemos por Algorta y nos apetezca una buena hamburguesa, repetiremos seguro.

Puntuación:

cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02huts-30

Localización: