Hoy hemos recuperado la deliciosa Melting Cheese Burger que probamos en febrero en un Steak Burger de Madrid. Nos gustó tanto que queríamos intentar hacerla en casa y ha resultado ser un éxito.

La base de esta maravilla es una hamburguesa rellena de queso. Para ello hemos cogido una buena carne de ternera picada (en nuestro caso formidable Ternera Gallega) y hemos dado forma a la hamburguesa introduciendo un mini baby bell de cheddar en su interior.

Hemos cogido un buen bollo de pan, lo hemos abierto y lo hemos tostado un poco. Hemos untado la base con un poco de mayonesa y hemos puesto lechuga, unas rodajas de tomate y cebolla pochada.

Aunque la receta original se basa en eso (la hamburguesa ya lleva queso en su interior), como somos amantes del queso hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación (de ahí el nombre que le hemos dado). Sobre la cebolla pochada hemos puesto una loncha de queso y sobre ella la hamburguesa cocinada lentamente para que se hiciera bien por dentro (a cuenta del cheddar tenía bastante grosor) junto con una loncha de havarti. Sobre ella un baby bell fundido, un poco de gorgonzola y lascas de queso curado.

Excepcional. La carne espectacular gracias al cheddar fundido en su interior (la foto de al lado lo dice todo). Y la mezcla de quesos sensacional, para amantes de este lácteo. Creemos haber hayado por fin la hamburguesa perfecta y por eso le damos la puntuación máxima. Repetiremos seguro.

Ingredientes:

  • carne de ternera picada
  • queso cheddar
  • lechuga
  • tomate
  • cebolla
  • bollo de pan
  • quesos variados al gusto
  • mayonesa
  • ketchup

Puntuación:

cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30 cubiertos02-30